Buscar en este blog

Cargando...

domingo, 28 de septiembre de 2014

Escapada a Extremadura.

Hay dos motivos por los que la gente viaja a Extremadura, uno es por el boca a boca de quienes hemos estado y hablamos bien a los demás, otro es porque la señora le dice al marido "vamos a ir a Extremadura, que ya es lo último que no conocemos de España, a ver que hay ahí", y aunque suene a chiste, estamos ante la gran desconocida de nuestro país, una provincia tan basta en extensión, como rica en cultura y gastronomía. Empezamos nuestra ruta por la autovía del suroeste, A-5 hasta llegar a Trujillo, donde paramos para visitar su plaza Mayor con la estatua ecuestre del conquistador Pizarro presidiéndola. Tomamos unas tapas de tortilla y prueba de cerdo, para continuar hacia nuestro destino, Cáceres. 

Escapada a Extremadura.

LLegamos a nuestro Hotel en Cáceres, poco después tras tomar la A-58 durante unos aproximadamente 50 km. Nuestro Hotel, el Nh Palacio de Oquendo, esta situado en el centro, pero tiene a nuestro parecer un gran defecto, y es que no tiene parking y para aparcar, hay que llegar hasta un parking público concertado situado en la calle Parras, algo complicado incluso con gps desde allí. Nos alojamos y descansamos hasta las 21:00 hrs. en que hemos quedado en la puerta del Hotel para caminar hasta el parking y tomar un autobús que nos llevará a cenar al Castillo de la Arguijuela, antiguo centro de formación militar durante la guerra civil de los primeros tanques "Panzer" alemanes que llegaron a España procedentes de Sevilla. Este castillo data del siglo XV y ha sido reformado, actualmente se utiliza para la celebración de bodas principalmente.

Al día siguiente por la mañana temprano tomamos de nuevo el autobús para dirigirnos a Mérida, donde a las 10:00 hrs am nuestra guía local de la ciudad se sube para realizar una breve visita panorámica de la ciudad, hasta que llegamos a la zona de las ruinas del Teatro y del Anfiteatro de Mérida, que visitamos, esta vez a pie. Augusta Emérita en la antigüedad albergaba a unos 40.000 habitantes, hoy en día son algo más, 56.000, pero en 2.000 años tampoco ha crecido tanto como se puede apreciar. Sus primeros habitantes eran romanos jubilidados de guerra, con unos 35 años de media ( su esperanza de vida era de unos 50-60 años ), y la ciudad aun conserva parte de sus acueductos, termas, hipódromo, el foro presidido por el Templo de Diana, el monumental arco de Trajano y sobretodo el Teatro y el Anfiteatro.

Escapada a Extremadura.

Regresamos para comer a Cáceres donde hacemos una ruta tapeando por el centro y tras decansar por la noche hacemos una visita guiada de la ciudad, empezando cerca del hotel, en la muralla árabe que rodea la parte del casco histórico de la ciudad moderna. Una vez pasada la muralla, hay una calle, que era la antigua ronda que recorría la muralla de arriba hacia abajo y nada más hacerlo, sientes como literalmente te transportas a la Edad Media, pues se conserva prácticamente intacto, igual que hace cuatrocientos años. Hoy en día, viven apenas 350 personas de los casi 96.000 con que cuenta Cáceres, de murallas para adentro, ya que es un lugar de difícil acceso, y los palacios son de difícil mantenimiento, salvo para restaurantes, bancos, o museos, principalmente. Cenamos en uno de ellos y a la mañana siguiente volvemos a casa, cargados de buenos recuerdos y entrañables amistades. 

En el segundo viaje que realizamos este año a Extremadura, pues hace sólo unos meses estuvimos visitando el Valle del Jerte. Tierra de grandes conquistadores, verde y llena de pantanos, dehesas, y lugares encantadores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Guía-Escapadas.com. Guías de viajes gratis para tus escapadas. Copyright © 2014 Blog de escapadas y guías de viajes gratuitas.